La decoración nórdica, un ejemplo de buen gusto

 

Que tienen en común países como Dinamarca, Suecia, Finlandia o Noruega. Pues que son naciones nórdicas. Además de la comida, los dialectos, y las costumbres, los nativos también tienen otro elemento en común: la manera de decorar la casa. En lo personal creo que la decoración nórdica es muy bella y practica al mismo tiempo. Esas cualidades por lo general no van juntas. Que me perdonen los más reservados, pero en cuestiones de organizar y amueblar la casa siempre hay un problema entre los que, como yo, gustan de los objetos prácticos y sencillos; y los que, como mi pareja, desean poner en casa objetos hermosos, pero faltos de sentido práctico. Lo digo desde la experiencia personal. Para mí la decoración de la casa ha sido una pesadilla porque de ninguna manera lograba ponerme de acuerdo con mi pareja con respecto a qué muebles y demás accesorios compraríamos para esperar el año nuevo. Ya saben, cuando concluye un año decidimos hacer algunos cambios para mejorar el karma, según mi pareja. Yo solo quería seguir el rollo, porque como les dije, sabía que los cambios serían el principio de la discordia. Luego de varias visitas a los mercados y tiendas especializadas casi nos damos por vencidos: no queríamos imponernos al otro, pero tampoco queríamos dar nuestro brazo a torcer con unos muebles que no nos gustaran. Cuando yo casi me rindo y le digo que haga lo que quiera, que decore como le parezca, llega mi pareja con una sonrisa de oreja a oreja y me enseña un folleto de diseño de interiores que nos cambió la vida. Lo imposible se hizo posible gracias al estilo nórdico, justo el punto medio que necesitamos mi pareja y yo para organizar las distintas piezas de la casa.

Para comenzar debo decirles que del estilo nórdico me encanta su simplicidad. Todo objeto que se ponga en una sala ornamentada con este estilo debe ser sencillo, serio, reservado. Con eso mi pareja me convenció, porque así saldríamos de un jarrón de flores rojas que detesto desde el primer día que lo puso en un rincón de la sala.

Otro elemento a favor del estilo nórdico es que emplea mucha madera, no solo para los muebles, sino también para las ventanas, los adornos, el piso… La madera, además de tener colores muy bellos, en dependencia del árbol, tiene un aroma muy peculiar, que alegra la casa. Se acabaron los molestos aromatizantes que me dan coriza.

Share:

You might also like …